El Programa Institucional de Desarrollo es un documento rector que sirve de guía para encauzar las acciones en el marco de los esfuerzos por consolidar a la Universidad de una manera integral, procurando garantizar la calidad de los servicios educativos que se ofrecen y de los diversos procesos de gestión. De este modo se pueden reafirmar mecanismos de transparencia y rendición de cuentas a la sociedad.

A través del PIDE se establece una serie de valores esperados con la finalidad de evaluar el avance y el quehacer de la Universidad, lo cual permite determinar la situación actual e identificar fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades, con el objetivo de alcanzar la visión establecida en el corto y mediano plazo.

Para la consecución de las metas que contiene el PIDE es imprescindible contar con la participación de la comunidad universitaria, a partir de un proceso de planeación estratégica permanente.